Las principales claves de la nueva normativa de autoconsumo

La normativa — que se ha tramitado tras dos años de retraso, varias versiones de borradores y sugerencias de cambios por parte del Consejo de Estado— según el ministro, "busca impulsar la generacion distribuida de la energía" para no tener que transportar la energía, aparte de suponer un "impulso a las energías renovables" como la fotovoltaica, eólica y biomasa que no emiten CO2 y reducen la factura que paga España por las importaciones de petróleo. Según el Gobierno, la norma permitirá un "desarrollo ordenado" del autoconsumo y la garantización de la "seguridad del sistema eléctrico". Las principales claves de la nueva normativa No aplica a las instalaciones independientes: Soria ha explicado que el autoconsumidor que produce y consume su propia energía no va asumir costes del sistema eléctrico siempre que su instalación no esté "enganchada a la red". El decreto señala, efectivamente, como excepción a la aplicación de la normativa, a las "instalaciones aisladas" y los grupos de generación usados exclusivamente cuando se produzca un corte de alimentación eléctrica. Los conectados a la red, aunque no consuman, mantendrán el sistema: En el caso de instalaciones de autoconsumo que sí estén "enganchadas a la red" para complementar las horas del día sin sol (en el caso de paneles fotovoltaicos) o cuando no sople el viento (si se utilizan aerogeneradores), sí tendrán que soportar costes para contribuir al mantenimiento del sistema. Según el Gobierno, de lo contrario deberían repartirse entre el resto de consumidores que verían de este modo elevada su factura. "Esta situación sería injusta, puesto que los costes generales del sistema nada tienen que ver con el hecho de que se esté autoconsumiendo o no", dice el Ejecutivo. Vía libre al impuesto al sol: Los peajes que deberán pagar estos autoconsumidores enganchados a la red corresponden a los pagos que se efectúan para eliminar el déficit eléctrico, para incentivar a las renovables o para aliviar los gastos extrapeninsulares. Esta luz verde al pago de cuotas fijas por parte del autoconsumidor va en contra de la opinión de organizaciones de consumidores, ecologistas y de muchos partidos políticos, que han denominado estos peajes como impuesto al sol. La cuota se aplicará en su término fijo a todos los autoconsumidores, en función de la potencia instalada; y la parte variable, dependiendo de cada kilovatiohora generado, solo se aplicará a los que superen los 10kWh de potencia contratada, lo cual perjudicaría en principio a todas las Pymes que quieran acceder a esta sistema de generación propia de energía. No se pagará la energía si no te conviertes en 'productor': Soria ha identificado dos casos de autoconsumo: uno, "tener una instalación solo para autoconsumir energía" que podrán verter energía al sistema eléctrico pero no podrán venderla. El segundo, para instalaciones de más de 100kW, que sí contempla un escenario de venta de energía, pero para ello deberían inscribirse en el registro de productores de electricidad y se comprará al precio horario que exista en el momento en que se vierta la energía. Este escenario esbozado por el ministro omite la solución de balance neto que existe en otros muchos países y que permite a hogares y Pymes compensar su factura con la energía excedente que vierten en la red cuando no la están consumiendo. Con la norma tramitada este viernes, esta energía tendrá que 'regalarse' al sistema. Seis meses para registrarse: El Gobierno decreta la obligatoriedad para todos los autoconsumidores de registrarse en una base de datos creada al efecto. "Así el operador del sistema y las distribuidoras pueden conocer las instalaciones de autogeneración que existen en sus redes", dicen el Gobierno, que dija un plazo máximo de seis meses para hacerlo.